miércoles, 14 de julio de 2010

Anécdota de un Buen Susto...

Esta vez me ocurrió en el sitio conocido como “Girardota”, yo estaba de Ayudante de Jefatura de Tropa, al lado de la Jefe Andrea Yepes... Se llegó la noche del primer día y como ya es costumbre se acercaba la famosa “Prueba de Valor”, en la que por decisión tomada con Andrea quedamos que yo la realizaría, y ella se quedaría cuidando el campo -Estábamos al lado de un Centro de Rehabilitación-. Pues bien, salimos del campo hacia el pueblo, 15 muchachos y yo, y antes de comenzar la Prueba, un carro sospechoso iba a entrar al Centro de Rehabilitación y cuando nos vio, inmediatamente echó reversa y se fue a 100 por hora –un poco raro, pero no le prestamos mayor importancia-, después de eso poco a poco se fueron devolviendo uno a uno los muchachos con la instrucción de que se encontraran todos en la entrada del centro -para que no fueran a atravesar solos ese lugar- (necesario para pasar al Campo), y me esperaran ahí a mi... Ya devueltos todos y solo faltando yo, llego a donde estaban los muchachos esperándome y comenzamos a atravesar el Centro de Rehabilitación, con la sorpresa de que había un carro estacionado en el lugar que no había cuando salimos, pero igual seguimos... Al llegar al Campo, nos encontramos con la sorpresa de que Andrea no estaba por ningún lado y que además había una persona extraña preguntando por la persona a cargo, como Andrea no aparecía, acudí yo a ver que necesitaban. La persona tenía una chaqueta con chompa que no le dejaba ver sino la boca, y además atrás de él había un círculo de personas mas sospechosas aún que no se dejaban ver y actuaban muy extraño... Entonces cuando me estaba acercando a él, unos tres metros antes, me hizo detener en un tono desafiante, ante lo cual inmediatamente me quedé quieto, me pregunto que quienes éramos y que hacíamos ahí, yo le expliqué que éramos Scouts y que estábamos acampando ahí con autorización... él nos dijo que ahí habían encontrado a una mujer herida –lo primero que pensé fue: ¡Andrea!-, entonces le pregunté que si ya sabía quien era la mujer y que habían hecho con ella, ante lo cual el trató de evadirme haciéndome más preguntas y de repente me dijo que teníamos 10 minutos para desarmar e irnos del lugar... Tengo que confesar que no me lo esperaba y que me asusté bastante, entonces le pregunté que porque debíamos hacerlo, que acaso quien era él para darnos esa orden, ante lo cual respondió que eso no nos importaba, que solo obedeciera, pero entonces yo me negué y seguí preguntándole quien era, hasta que me dijo que él era el dueño, y entonces le pedí una prueba para estar seguro de que él si podía echarnos del campo, el no me quiso responder y de repente dijo ¿que prueba quiere... plomo?

–que susto tan berraco- se me aceleró el ritmo cardíaco y lo único que sentía era a los muchachos de Tropa halándome la chaqueta que tenía puesta casi llorando escudados detrás de mi, yo me quedé callado y ya no recuerdo de dónde saqué que la prueba que necesitaba es que nos mostrara las escrituras de ese lugar (tengo otra historia muy buena relacionada también con unas escrituras y que les contaré en una próxima ocasión), él me evadió y me respondió que no sabíamos quién era él ni con quien nos estábamos metiendo, ante lo cual respondí que yo sabía quién era él, le dije entonces que él era Jesús María González -yo solo había visto a chucho un par de veces y no recordaba muy bien su voz, pero en ese momento y después de haberlo analizado muy bien, estaba seguro de que se trataba de él-, entonces inmediatamente el círculo de personas que había detrás de él comenzaron a reírse y dañaron su formación, lo que como consecuencia reveló sus identidades, se trataba de Freddy Gutiérrez (Zorro Alegre), Stella “Raksha” Vélez (Loba Laboriosa), Albeiro Castillo (Águila Activa), Andrea Yepes (Ardilla Gris), Elizabeth Restrepo (Clan Rover Yaghan) y la persona que me hablaba era ni mas ni menos que el mismo Jesús María “Chucho” González (Mapache Audaz)... Pues bien, pasó el susto y lo que desde un comienzo empezó como una Prueba de Valor para los muchachos resultó terminando en una prueba de valor para mí... 

Es que eso de tener bajo la responsabilidad de uno a una Tropa es cosa seria, es una Prueba de Valor de todos los días, y aunque no siempre haya que sortear con “Chuchos” por ahí, si hay que enfrentarse a pruebas mas duras, pruebas que nos vuelven mas fuertes, pero no para nosotros mismos, mas fuertes para los muchachos, la razón de un Jefe de Tropa son ellos y solo ellos, y cualquier acción que se desencamine de ahí, se revierte de manera negativa para la Tropa y para si mismo...


Águila Solitaria

2 comentarios:


  1. Thank you for the auspicious writeup. It in fact was a amusement account it. Look advanced to far added agreeable from you! By the way, how could we communicate? gmail login

    ResponderEliminar
  2. Hmm is anyone else having problems with the images on this blog loading? I'm trying to find out if its a problem on my end or if it's the blog. Any feed-back would be greatly appreciated. yahoo email login

    ResponderEliminar